• Bienvenida

    A mis hermanas del mundo entero:

     El secreto de la felicidad se encuentra CuerpoAdentro, en ese espacio donde el cuerpo y el alma están en armonía total. En este blog quiero compartir contigo principios que ayudan a despertar a ese ser mágico que late dentro de tu corazón, para que puedas vivir en plenitud. Hablaremos sobre cómo amar nuestro cuerpo, cómo alimentarnos física y emocionalmente, y cómo superar los obstáculos que no nos permiten vivir en paz con nosotras mismas. El Blog CuerpoAdentro está aquí para apoyarte en tu crecimiento personal y para inspirarte a que expreses tu grandeza en el mundo.

    ¡Bienvenida!

    Corazón Tierra

    Creadora del sistema CuerpoAdentro

  • Folleto gratis

    Subscríbete

    para acceder de inmediato

     al folleto gratis

    Bendice tu cuerpo

    Recibe el folleto digital gratis y avisos sobre el libro digital.  

    Subscríbete.

    Te toma sólo 2 minutos.

  • septiembre 2009
    L M X J V S D
    « Ago   Oct »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
  • Meta

Memorias de la anorexia

Libro Casi desaparecida: Retorno al territorio de mi cuerpo

Libro Casi desaparecida: Retorno al territorio de mi cuerpo

Sostenida por mi inquebrantable fuerza de voluntad, me mantenía aferrada a mi habitual pose: los hombros encorvados con los brazos tiesos, las rodillas a punto de quebrarse por la tensión y los pies arraigados al suelo como si fueran pezuñas de hierro. Aunque me encontraba envuelta en la más exquisita seda, mi cuerpo no se dejaba seducir ni por un instante. Ya llevaba muchos años viviendo en esa postura. Nada ni nadie me sacaría de ella, ni siquiera las brillantes medallas que relucían en mi pecho.

Todo el mundo a mi alrededor celebraba mis logros. Me acababa de graduar de la escuela secundaria con una multitud de premios. Me felicitaban y me elogiaban, pero yo me mantenía distante, casi a la defensiva. En mi rostro no se asomaba ni una leve expresión de alegría. Sabía que estas victorias eran sólo el comienzo, que todavía tendría que pelear muchísimas batallas antes de alcanzar el éxito absoluto.

Quizás por fuera, ante los ojos que no se atreven a traspasar las apariencias, yo parecía una chica afortunada, tal vez demasiado delgada y exageradamente perfeccionista, pero afortunada. Una joven inteligente y disciplinada que había sabido aprovechar las oportunidades que sólo se presentan una vez en la vida y que no había perdido el tiempo, ni con fiestas ni con chicos. Una mujer joven, aunque todavía parecía una niña, que tenía su vida por delante.

En mi mente yo también me consideraba una persona que sabía mantener su vida bajo control. Había logrado todo lo que me había propuesto hasta entonces. Había alcanzado algo que para muchas mujeres es tan sólo un efímero sueño: detener el salvaje crecimiento de las caderas y los senos, de los muslos y las piernas, borrar la exuberancia latente antes de que tomara posesión de mi cuerpo. A los 18 años pesaba la misma cantidad de libras que pesaba cuando tenía 12 años.

Para mí este logro no era menos importante que las medallas que colgaban de mi pecho. Los premios y las 85 libras formaban parte de la misma estrategia, tenían un fin común. Las personas a mi alrededor no lo sospechaban, no sabían que mi cuerpo y, no las matemáticas ni las ciencias ni las letras, era el campo que mejor dominaba.

Eso pensaba mi mente. Si hubiese sido capaz de sentir lo que se escondía dentro de aquella armadura, me habría dado cuenta de que el control era sólo una ilusión de poder. Años después, cuando me encontré al borde de un abismo, mi cuerpo me contó la historia que siempre había intentado contarme.

Esa es la historia que comparto en mi novela Casi desaparecida: Retorno al territorio de mi cuerpo, un viaje por las heridas emocionales de la anorexia, una mirada profunda a las vivencias del cuerpo y del alma que me ayudaron a amar mi cuerpo. De ese viaje profundo sale la medicina que comparto contigo en este blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: