• Bienvenida

    A mis hermanas del mundo entero:

     El secreto de la felicidad se encuentra CuerpoAdentro, en ese espacio donde el cuerpo y el alma están en armonía total. En este blog quiero compartir contigo principios que ayudan a despertar a ese ser mágico que late dentro de tu corazón, para que puedas vivir en plenitud. Hablaremos sobre cómo amar nuestro cuerpo, cómo alimentarnos física y emocionalmente, y cómo superar los obstáculos que no nos permiten vivir en paz con nosotras mismas. El Blog CuerpoAdentro está aquí para apoyarte en tu crecimiento personal y para inspirarte a que expreses tu grandeza en el mundo.

    ¡Bienvenida!

    Corazón Tierra

    Creadora del sistema CuerpoAdentro

  • Folleto gratis

    Subscríbete

    para acceder de inmediato

     al folleto gratis

    Bendice tu cuerpo

    Recibe el folleto digital gratis y avisos sobre el libro digital.  

    Subscríbete.

    Te toma sólo 2 minutos.

  • noviembre 2017
    L M X J V S D
    « Feb    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • Meta

Expertas latinas hablan sobre el balance entre la familia y el trabajo

Festival People en Espanol Nueva York 2010

Corazón Tierra con Mariela Dabbah, consejera de Tu voz en tu vida, en el Festival People en Español

¿Anhelas lograr un balance entre tu familia y tu trabajo?  Pero, ¿no sabes cómo lograrlo? No te des por vencida y sigue las estrategias de las consejeras de Tu voz en tu vida. Hace poco tuve la oportunidad de asistir a un panel sobre este tema realizado por estas maravillosas expertas. He aquí algunas de sus sugerencias:

Pide ayuda.
La motivadora María Marín enfatizó cuán importante es recibir ayuda para lograr este deseado balance. “Tenemos que aceptar que nosotras no podemos hacerlo todo. No somos Super Woman ni Wonder Woman”, dijo María. “Tenemos que estar dispuestas a pedir ayuda”.
María nos recordó que en nuestra cultura hispana contamos, no sólo con nuestra familia y parientes, si no también con nuestras amigas.Sin embargo, muchas veces se nos hace difícil pedirles ayuda.
“Muchas veces, cuando tenemos que pedir ayuda, sentimos que no queremos ser una carga, nos sentimos culpables, creemos que el pedir ayuda es un signo de debilidad”, señaló María“. “Yo digo que pedir ayuda no significa que tú eres débil. Pedir ayuda significa que eres una mujer inteligente que sabe conseguir lo que tú quieres. En esta vida tú nunca puedes tener miedo a pedir”.

Establece rutinas
Mariela Dabbah, autora y conferencista sobre temas que ayudan a los latinos a triunfar en el sistema estadounidense, explicó la importancia de establecer rutinas para lograr el balance entre el hogar y el trabajo. “Primero hay que aceptar que el balance perfecto no existe”, explicó Mariela. “Hay momentos en que podemos dedicarles mas a nuestras familias y hay momentos que vamos a poder dedicarnos más a nuestros hijos y hay momentos que no. El secreto está en establecer rutinas con horarios determinados”.
Lo primordial, según explicó Mariela, es que nos enfoquemos en la calidad de tiempo que pasamos con nuestra familia. Establecer una rutina, por ejemplo cocinar juntos en familia todas las tardes y luego tener tiempo para la lectura, facilita este proceso.

Saca tiempo para ti
El balance entre la familia y el trabajo no es posible si vivimos bajo el estrés constante que causa la vida moderna. La Dra. Aliza explicó que el cuerpo libera ciertas hormonas a causa del estrés. Y esas hormonas pueden afectar la salud.
“Esas hormonas están teniendo un efecto, no solamente emocional, si no también un efecto en nuestro cuerpo”, dijo la Dra. Aliza. “No podemos dormir bien, tenemos insomnio, tenemos trastornos con el apetito, o no comemos o comemos demasiado. Nos dan síntomas de todo tipo”.
La receta de la Dra. Aliza es que nos cuidemos para evitar problemas de salud. “Cuidarnos a nosotras no es egoismo, es una necesidad. Tenemos que empezar a cuidarnos para poder cuidar a los demás”, afirmó la doctora. “Nosotras tenemos que encontrar el tiempo para hacer ejercicios, que es tan importante para nuestra salud. Podemos subir y bajar las escaleras, por ejemplo, o sacar tiempo para caminar con nuestros hijos”.

¡Gracias a las consejeras de Tuvoz en tu vida por compartir estos conocimientos tan esenciales!

Más acerca de cómo encontrar balance en tu vida

Cómo balancear la familia y el trabajo
Mariela Dabbah compate estrategias que te ayudan a dsifrutar de tu familia manteniendo el balance.
Tu voz en tu vida

Vive sin estrés
Tranquiliza tu mente en uns antiamén mediante el poder de los sentidos.
CuerpoAdentro

Un placentero masaje para aliviar el estrés
La Dra. Aliza te dice cómo dar y reicbir un buen masaje.
Tu voz en tu vida

 

Acerca de la autora
Corazón Tierra “DanzaDiosas” es autora, editora, poeta, bailarina, experta en autoestima corporal y autora del blog CuerpoAdentro. Es una de las pocas mujeres en el planeta que se ha sanado de la anorexia y que de esa experiencia ha desarrollado un sistema que ayuda a sanar la autoestima corporal. Su misión es ayudar a la gente a que se ame sin condiciones y a que vivan felices en sus cuerpos. Cumple con esta misión mediante sus publicaciones virtuales, libros, columnas, presentaciones de danza-teatro, talleres, charlas y mediante la campaña de autoestima corporal No te hagas pequeña. Lee más sobre su labor aquí

Anuncios

Nutre tu belleza auténtica con relajación

Ya puedes disfrutar de esta experiencia de relajación en la comodidad de tu propia casa.

Te has fijado en lo hermosa que luces cuando escuchas música que alimenta tu alma o cuando te dan un masaje o pasas un rato en la naturaleza. Si te sientes a gusto y tus emociones son placenteras, tus átomos vibran en patrones armoniosos. Y esa armonía se refleja en tu cuerpo. Quizás ese día alguien te dice que luces más hermosa que nunca, y no es tu peinado ni tu maquillaje, si no esa energía de armonía que fluye en tu cuerpo.

Podemos alimentar esa armonía interior en nuestro diario vivir viviendo con más tranquilidad. He aquí cinco acciones sencillas de relajación inmediata:

1) Empieza tu día con presencia
Al despertar por la mañana, en vez de pensar en las tareas que debes completar ese día, quédate un par de minutos en la cama con los ojos cerrados. Siente la calidez de tu lecho en todo el cuerpo. Abrázate tu misma. ¡Estás recibiendo el abrazo de la vida! Si tienes pareja, comparte el abrazo con él o ella.

2) Come en paz. Saca tiempo para comer sin interrupciones. Procura que el ambiente sea tranquilo. Come con tranquilidad, sin prisa, disfrutando de los sabores y texturas en cada bocado.

3) Dale las gracias a tu cuerpo
Honra tu cuerpo con un sencillo acto de gratitud todos los días. Saca un momento de quietud y dale las gracias a tu cuerpo, desde tus pies hasta tu cabeza.

4) Ríete a carcajadas
Reclama el poder de la risa. Ríete con ganas, sin pena, permitiendo que la risa ocupe espacio en todo tu cuerpo.

5) Mírate al espejo con amor.
Regálate esta meditación en audio y nutre tu armonía interior de una manera fácil y placentera. Mírate al espejo con amor es un viaje profundo de relajación que despierta a tu Diosa Interior y alimenta tu autoestima. En menos de 15 minutos calma tu mente y relaja tu cuerpo con ejercicios de respiración, visualizaciones y viajes poéticos. Escucha una muestra aquí.

¡Nutre tu belleza auténtica con armonía en cada instante de tu vida!

Quítale la “p” a la prisa y ríete

Corazon Tierra

¿Te has encontrado alguna vez en una situación extremadamente ridícula porque ibas de prisa? Yo sí. Cuando padecía de anorexia la prisa era uno de los monstruos que me acompaññaba constantemente. Se encargaba de mantenerme ausente de mí misma, fuera de la presencia de mi cuerpo. Luego aprendi a vivir con calma y a recibir el momento presente. Entonces la prisa quedó fuera de mi vida.

Sin embargo, de vez en cuando, a pesar de que sigo lealmente el principio de la calma, el monstruo de la prisa se aparece, hace malabarismos conmigo y me pone en situaciones bien ridículas. Hace un par de años me encontré tratando de subir por una escalera eléctrica que iba en dirección opuesta (o sea que iba bajando, no subiendo).

Era un día frío en la ciudad de Nueva York. Salí con una amiga rumbo al cine a ver el estreno de la película El laberinto del Fauno. Salimos 20 minutos más tarde de lo que mi mente habia planificado, sin embargo, todavía teníamos sufiente tiempo para llegar a tiempo.  Pero mi mente no lo percibía así. El mosntruo de la prisa empezó a apoderarse de mí. Se metió en mi plexo solar donde empezó a palpitar como un reloj acelerado.

En mi mente se repetían deseseperadamente los siguientes pensamientos: “Vamos a llegar tarde. El autobús se nos va a pasar y tendremos que esperar media hora por el próximo”. Pero cuando el autobús llegó y nos montamos en él a tiempo la mente continuó pensando: “Nos vamos a quedar atascadas en el tapón y tardaremos una hora en llegar”. Pero cuando no pasó eso y el autobús siguió su rumbo sin nungun problema mi mente empezó a pensar: “Vamos a llegar tarde de todos modos. El tiempo se esfuma y cuando lleguemos ya no habrán asientos. Y si hay asientos entonces nos vamos a perder la mitad de la película”.

Cuando me bajé del autobús tuve que hacer un esfuerzo para no salir corriendo como una mujer desesperada. También tuve que hacer muchos esfuerzos para no ajorar a mi amiga. Pero de vez en cuando se me escapaban mis pensamientos porque percibía que ella, quien no tenía ninguna prisa, iba a paso de tortuga.

Cuando entré al  cine la desesperación se apoderó de mí. Dejé de pensar cuerdamente y me lancé corriendo en la primera escalera eléctrica que se apareció en mi camino. Intenté subir, pero daba un paso tras otro paso y mi cuerpo no avanzaba hacia adelante. Entonces escuché la voz de mi amiga lejana diciendo: “Corazón, ¿qué estás haciendo? Fíjate bien en lo que estás haicendo”. Su voz irrumpió en el universo en que me encontraba sumergida como una ráfaga de luz. Desperté del trance y entonces finalmente me di cuenta que estaba intentado subir por una escalera que iba en dirección opuesta.

Al ver la exagerada situación no me quedó más remedio que reírme a carcajadas de mí misma. Me di cuenta que la vida me estaba hablando y me decía: “La prisa no te adelanta ni te lleva a ninguna parte sólo te lleva en dirección opuesta”.

Amiga mía, sanar el hábito de la prisa puede ser un proceso bien profundo. Sin embargo, podemos empezar ese proceso haciéndonos esta sencilla pregunta: ¿Estoy tratando de subir por una escalera que va en dirección opuesta a mi destino? Si la respuesta es “Sí” quítale la “p” a la prisa y ríete a carcajadas.

También puedes descubrir algunas maneras sencillas de detener la carrera de la prisa y evitar el estrés, aquí.

Líberate de la prisa

La relajacion es esencial para la salud

Es posible que tú, al igual que yo, hayas caído en algún momento de tu vida en la trampa de la prisa. Vivimos en una sociedad acelerada y tenemos que cumplir con montones de responsabilidades. Muchas veces parece imposible realizar todas las tareas que nos corresponden si no recurrimos a ese monstruo que palpita en nuestros estómagos como un reloj desesperado.

La prisa es tramposa. Nos hace perder tiempo. Nos causa estrés y nos saca del cuerpo. poniéndonos en situaciones ridículas que pueden conllevar a accidentes.

Un día la locura de la prisa me puso en una situación extremadamente ridícula. Me encontré tratando de subir una escalera eléctrica que iba en dirección opuesta (o sea bajando). Cuando desperté escuché el mensaje que me daba la vida: ‘La prisa solamente te lleva en dirección contraria”. Desde ese día, amiga mía, practico con fervor ese viejo refrán: “Vísteme despacio que voy de prisa” y pongo el práctica el primer principio del Sistema CuerpoAdentro: Vive presente en tu cuerpo.

He aquí algunas ideas que te pueden ayudar a atajar la prisa:

1) Detén la carrera y saca dos o tres minutos para respirar profundamente. Te aseguro que esos tres minutos realmente te van a ayudar a rendir tiempo. Inspira permitiendo que el aire llene tu torso, estómago y vientre. Al expirar siente como el aire se lleva la sensación de ansiedad que se forma en esas partes del cuerpo cuando estás de prisa. Inspira y expira al menos cinco veces.  Ahora puedes continuar hacia tu destino manteniendo tu atención en el momento presente.

2) Detén la carrera y saca dos o tres minutos para calmar tu mente. Enfoca tu mirada en un espacio armonioso y despejado. Puede ser el cielo, un jardín o una pintura. Pon toda la atención de tus ojos en ese espacio durante dos o tres minutos sin pensar en lo que tienes que hacer después. Ahora puedes continuar hacia tu destino enfocada en el momento presente.

3) Detén la carrera y saca dos o tres minutos para relajar tu organismo. Cierra los jos y coloca tus manos sobre tu corazón. Siente y escucha tu palpitar hasta que se calme y empiece a palpitar pausademente.  Ahora puedes continuar hacia tu destino enfocada en el momento presente.

Empieza tu día con presencia

Empieza el dia con tranqulidad.

Correr tras el futuro es una acción que desgasta nuestra energía vital. Dejemos las preocupaciones por lo que no hemos completado y por lo que debemos hacer, y reclamemos el regalo de la vida al comenzar el día con estas tres placenteras acciones:

  • Al despertar por la mañana, en vez de pensar en las tareas que debes completar ese día, quédate un par de minutos en la cama con los ojos cerrados. Siente la calidez de tu lecho en todo el cuerpo. Abrázate tu misma. ¡Estás recibiendo el abrazo de la vida! Si tienes pareja, comparte el abrazo con él o ella.
  • Al lavar tu cara con agua, en vez de pensar en el poco tiempo que tienes para cumplir con todas tus responsabilidades, pon tu atención en el agua. Siente cómo el agua toca tu piel cariñosamente. ¡Estás recibiendo las caricias de la vida!
  • Al desayunar, en vez de pensar en lo próximo que tienes que hacer, saborea cada bocado con gusto. ¡Estás recibiendo la sustancia de la vida!

Cuando recibimos el regalo de la vida mediante las maravillosas sensaciones de los sentidos aprendemos a vivir en el presente libre de estrés y ganamos vitalidad. ¡Llénate de energía mediante el maravilloso poder de los sentidos! Aprende otras maneras sencillas de cómo lograrlo aquí.

Vive sin estrés

Vivir sin estres

El secreto para vivir con menos estrés  se encuentra al alcance de tu mano. Está presente en tu cuerpo. Tu cuerpo, mediante el poder de los sentidos, puede tranquilizar tu mente en un santiamén. Muchas veces sólo necesitas tomarte un receso de 5 minutos para alcanzar la calma. Si practicas estas acciones simples a diario, puedes llegar a vivir sin estrés.

En esos días en que tu mente esté muy ocupada o preocupada, libera el estrés dándote un momento para disfrutar de tus sentidos.

1) Escucha música de meditación. Los sonidos de la naturaleza relajan mucho, especialmente los sonidos de agua. A los dos o tres minutos de escuchar, te vas a dar cuenta que tu respiración se vuelve más profunda y relajada.

2) Tómate una infusión de manzanilla. Disfruta el olor, la tibia temperatura de la taza y el reconfortante sabor.

3) Huele el aroma de lavanda, ya sean flores secas o el aceite esencial de lavanda. En dos o tres minutos vas a sentir que tu mente se relaja y y tu cuerpo se llena de vitalidad.

4. Intercambia un masaje con tu pareja o con una buena amiga. Descubre una manera sencilla de dar y recibir ese placentero masaje en este video realizado por la Dra. Aliza.

Espero que puedas sacarle provecho a estas simples acciones. Y déjame saber si tienes otras ideas sencillas que te han funcionado a ti.

¡A vivir sin estrés!

 Recursos para ti

 Bendice tu cuerpo
Inspírate y aprende a amar tu cuerpo incodicionalmente. En el libro virtual Bendice tu cuerpo, un regalo de la campaña No te hagas pequeña ™. comparto contigo una historia mágica acerca de rescatar el amor hacia el cuerpo. Luego ofrezco tips diarios que puedes usar para amar y honrar tu cuerpo todos los días. Consíguelo gratis aquí.

 Mírate al espejo con amor
Como mujer moderna es posible que te sientas ajetreada y presionada por mil responsabilidades. Aunque necesitas relajarte, quieres sacar tiempo para ti y deseas nutrir tu autoestima, muchas veces no satisfaces estos deseos por falta de tiempo. Mírate al espejo con amor, una meditación en audio, te ofrece una experiencia que te relaja a la vez que produce profundos cambios en tu vida de una manera sencilla, fácil y placentera. Adéntrate en el paisaje interior de tu CuerpoAlma y despierta a tu Diosa Interior con esta meditación guiada. Lee más sobre Mírate al espejo con amor aquí.

 

Acerca de la autora
Corazón Tierra “DanzaDiosas” es autora, editora, poeta, bailarina, experta en autoestima corporal y autora del blog CuerpoAdentro. Es una de las pocas mujeres en el planeta que se ha sanado de la anorexia y que de esa experiencia ha desarrollado un sistema que ayuda a sanar la autoestima corporal. Su misión es ayudar a la gente a que se ame sin condiciones y a que vivan felices en sus cuerpos. Cumple con esta misión mediante sus publicaciones virtuales, libros, columnas, presentaciones de danza-teatro, talleres, charlas y mediante la campaña de autoestima corporal No te hagas pequeña. Lee más sobre su labor aquí

Calma tu mente

Calmar la mente

La Madre Naturaleza nos ofrece la oportunidad de escuchar nuestro silencio interior todos los días, en cada minuto. Nos regala el aire, un elemento vital que nos mantiene vivas. Esta práctica de respiración te ayuda a calmar la mente, liberar estrés y a alcanzar relajación . 

  • Siéntate en un lugar donde estés cómoda. Es preferible que escojas una habitación silenciosa.
  • Cierra tus ojos.
  • Pon tu atención en la respiración, en el aire que entra y sale de tu cuerpo.
  • Coloca tus manos sobre tu vientre.
  • Deja que el aire entre por la nariz y llene todo tu torso sin hacer ningún esfuerzo.
  • Deja que el aire salga por tu nariz lentamente a un ritmo natural.
  • Cuando vuelvas a inspirar permite que el aire viaje hasta tu vientre.
  • Siente en tus manos como tu vientre se infla y desinfla suavemente.
  • El espacio se abre dentro de tu cuerpo. El aire llega hasta tu vientre y viaja hasta tu ingle, caderas y genitales.
  • El aire sale suavemente a su ritmo natural. No tienes que hacer ningún esfuerzo. 
  • Respira de esta manera durante al menos 5 minutos. Los pensamientos en tu mente se disolverán poco a poco. Entonces empezarás a escuchar tu silencio interior, un espacio en el que te sientes el amor hacia ti misma.

Si quieres usar este ejercicio para fortalecer tu autoestima, lee Mirate al espejo con amor.